publicidad

Alimentación en la pandemia: recomendaciones y COVID 19 en México
Alimentos y Tendencias

Alimentación en la pandemia: recomendaciones y COVID 19 en México

Pensemos en el período de cuarentena como una oportunidad de volcarnos en el cuidado de nuestra salud.

  • INGRID SILVA
  • 25/03/2020
  • 18:28 hrs.

Actualmente, ante las limitaciones para salir de casa, pareciera imposible para muchos lograr una alimentación adecuada, sin embargo, existen medidas para elegir los alimentos que pueden mejorar tu estado de nutrición incluso durante la pandemia de COVID-19.

Fue durante la conferencia de prensa llevada a cabo en Palacio Nacional, el pasado 24 de marzo de 2020 que se habló de las defunciones por COVID-19 en México de las cuales,las personas falleci das presentaban las siguientes comorbilidades: obesidad (60%), diabetes (60%), hipertensión arterial (40%) y enfermedad renal en un 20%.

Te recomendamos: ¿Qué hacer si mi prueba de COVID-19 salió positiva?

Etiquetado de alimentos, enfermedades crónicas y COVID-19 en México

Al respecto, la Alianza por la Salud Alimentaria ha hecho un llamado para reiterar la importancia de implementar el nuevo etiquetado en alimentos y bebidas ultraprocesadas, luego de que los casos letales estén relacionados con personas que padecen enfermedades crónicas no transmisibles vinculadas con el consumo de alimentos y se pronunció acerca de la Confederación de Cámaras Industriales de México (Concamin):

Tienen pocos escrúpulos al utilizar la pandemia del nuevo coronavirus para postergar la aplicación de la norma de etiquetado, sin tomar en cuenta que el consumo de alimentos altos en grasa y azúcar, son causante de más de 200 mil muertes en México.

Como ha advertido el investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"(INCMNSZ), Abelardo Ávila Curiel:

La mayoría de las muertes que ocurren en México durante la presente epidemia estarán asociadas con el grave problema de obesidad generado en gran parte por no haber aplicado una normatividad al etiquetado de los alimentos chatarra desde hace más de 10 años.

Recomendaciones para adquirir alimentos en los tiempos de pandemia

En ese sentido, la Alianza por la Salud Alimentaria ha otorgado algunas recomendaciones para mantener una buena alimentación frente a la pandemia de COVID-19:

1. Aprovechar el tiempo en casa. Ahora que la situación requiere de quedarse tiempo en casa, es mejor preparar cada una de las comidas. No es necesario incluir alimentos ultraprocesados como galletas, cereales, azucarados, embutidos, botanas, dulces, sopas envasadas u otros alimentos que aportan poco o nulo valor nutritivo y son altos en calorías.

2. Compra local. Para surtir la despensa se sugiere acudir a los mercados y tiendas cercanos al domicilio y evitar lugares concurridos. Algunas de las ventajas de la compra local son que no requiere un trayecto largo de desplazamiento y se apoya a los pequeños negocios.

3. Por ningún motivo... Los jugos, néctares, refrescos, aguas o productos lácteos saborizados no son opciones para consumo habitual y menos en un período de cuarentena que puede implicar reducción de la actividad física. Este tipo de bebidas aportan solamente azúcares.

4. Alimentos básicos. Se sugiere hacer compras conscientes, lo cual quiere decir, pensar también en los demás y adquirir uno o dos paquetes de cada alimento básico como arroz, pasta, lentejas, habas, frijoles o huevo. Puedes adquirir pocos alimentos y almacenar gradualmente.

5. Frutas y verduras. Aportan vitaminas y minerales que contribuyen al fortalecimiento del sistema inmune; para no salir diariamente, puedes refrigerarlos o congelarlos.

6. Moderar. Los alimentos de origen animal deben consumirse con moderación, por ejemplo, carnes de res, pollo, puerco o pescado. Elige métodos de conservación adecuados.

7. Tortilla. Este alimento puede ser refrigerado para conservarse por más tiempo, también puedes adquirir masa para preparar antojitos como sopes, quesadillas o tlacoyos al comal. La sugerencia es elegir maíz nixtamalizado.

8. Aceite y azúcar. Con moderación siempre. Para una familia pequeña es suficiente con un litro de aceite y un kilo de azúcar mes.

9. Botanas saludables. Puedes elegir opciones como pepinos, jícamas, zanahorias y semillas como cacahuates (naturales), pepitas y garbanzos. Acerca de los postres dulces, evita la mantequilla o el azúcar en exceso.

10. Para los niños. En el caso de los pequeños del hogar que están en el proceso de aprendizaje de hábitos de alimentación nutritivos, se sugiere que más que ofrecerles comida la mayor parte del día, alimentos industrializados o prohibirles cosas, se les enseñe cómo lograr una alimentación equilibrada a través de platillos creativos que incluyan la mayor cantidad de alimentos naturales.

México: ¿más vulnerable ante COVID-19?

Reconocidos por la Secretaría de Salud (Ssa) como personas más vulnerables ante el nuevo coronavirus, están aquellas con enfermedades del corazón, sistema inmunológico débil, adultos mayores, personas con VIH o SIDA, obesidad y diabetes: México es uno de los países con mayor prevalencia de sobrepeso, obesidad y diabetes mellitus tipo 2, lo cual nos hace pensar sobre cómo se construye esa condición de vulnerabilidad no solamente ante COVID-19 sino también para el caso de otras enfermedades y la importancia de conocer lo que comemos.

También te sugerimos: 5 recomendaciones para personas con diabetes en cuarentena

Al respecto, la investigadora de El Poder del Consumidor, Paulina Magaña menciona un dato que no deja de ser inquietante:

Tan solo en el año 2018 un total de 8 millones 600 mil personas fueron diagnosticadas con diabetes, además de que se estima que 3 millones la padecen, pero no lo saben.

La práctica de actividad física ligera o moderada en el hogar es posible, no se trata de únicamente utilizar aparatos electrónicos como forma de entretenimiento; pensemos en el período de cuarentena como una oportunidad de volcarnos en el cuidado de nuestra salud.

Finalmente, actualmente no existe un tratamiento nutricional especifico frente a COVID-19, lo cual quiere decir que en ningún caso la alimentación, por sí misma, evita o cura la infección por SARS-CoV2, o por cualquier otro virus.


publicidad

publicidad

publicidad