5 cosas incómodas que suceden durante el sexo
Pareja

5 cosas incómodas que suceden durante el sexo

Foto en portada: smartfinil.com

No todos los encuentros son como en las películas

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 17/01/2020
  • 10:51 hrs.

Hay que admitirlo: cuando vemos una película erótica notamos que todo es perfecto en el sexo, incluso, si queremos mirarlo así, hasta estético. Ambas personas alcanzan el orgasmo al mismo tiempo y parece que los participantes saben exactamente qué hacer y cómo llevarlo a cabo.

Sin embargo, en la vida real, sucede exactamente lo contrario y pasan cosas incómodas: luego uno no quiere o simplemente no alcanza el éxtasis aunque el otro involucrado ya lo haya experimentado, nos llegamos a caer, salen flatulencias incómodas o, si es nuestra primera vez, no tenemos idea de lo que tenemos que hacer, por ejemplo.

Aquí te dejamos cinco situaciones incómodas que suceden en el sexo (y de las que, por aparentar, casi nunca hablamos):

1) Flatulencias: Imagina que estás en un momento apasionado y disfrutando una deliciosa relación sexual cuando de repente "truena" una incómoda flatulencia: ¡Rip!. El cuarto, que estaba lleno de gemidos y sonidos ocasionados por el momento, se vuelve más silencioso que un velorio y no sabes si continuar o detenerte.

Es más común de lo que crees, pero el sonido de los "gases" también puede ser generado por la fricción entre ambos cuerpos.

¡Esperen...!, ¡eso no sucede en las películas!

2) Sudoración excesiva: En las cintas para adultos nunca muestran que los protagonistas están incómodos con el olor corporal del otro, pero al tratarse de una actividad que requiere fortaleza física y movimiento, puedes llegar a sudar. No vas a pararte a ponerte desodorante, ¿verdad?. 

Algo que puedes hacer es ponerte loción una hora antes, aunque no sepas que vas a tener sexo y estés en tu casa. Recuerda que los momentos a veces son sorpresa y es mejor que huelas bien a que parezca que acabas de regresar del partido de basquetbol. 

Otra alternativa es intentarlo en la regadera (guiño, guiño).


Foto: pexels.com


Puedes leer: ¿Cómo decirle a mi pareja que soy virgen?

3) Mascotas curiosas: ¿Te sentirías cómodo estando en ese momento, abriendo los ojos y ver a tu mascota sentada en la cama mirándote con carita de "¿Qué estás haciendo?"

Muchas veces los perros pueden irrumpir en el cuarto y meterse a la cama, por lo que tendrás que detenerte para alejar al can que está sentado ahí viéndote como si nada pasara.

¿Qué harías si "Firulais" se mete y empieza a lamer el trasero de la otra persona? 

Incómodo, ¿no? Mejor cierra bien la puerta y evita esos momentos.

4) Falta de fuerza: ¿Cuántas veces no hemos visto que un protagonista de los videos para adultos carga a su compañera y continúa con la acción? En los films todos ellos están en forma, pero... ¿lo estás tú?

Muchas veces las personas no tienen la fuerza suficiente como para aguantar a su compañera (o compañero) y terminan cayéndose cuando ésta se avienta sobre ellos.

Si eres fan del americano podrías verlo como que te "tacklearon" y aparte de recibir un golpe con el piso o con lo que se encuentre a tu alrededor, podrías terminar el momento por la risa causada... o el dolor.


Foto: pixabay.com


También te puede interesar: Personas que usan emojis tienen más sexo: estudio

5) Pelos púbicos: A menos de que los dos se hayan rasurado antes del momento, es muy probable que durante el sexo oral uno de los dos llegue a comer de estos.

¿Recuerdan la escena de la película "American Pie: el reencuentro" en la que Stifler se ve con una de sus antiguas compañeras y termina lleno de vellos en la boca? Sí, puede pasar y también al revés.

Nadie quiere eso... ¡yuk!


Con información de elitedaily.com, menshealthuk, buzznick.com


publicidad

publicidad

publicidad